Compliance Empresarial

Compliance significa cumplimiento, obediencia o conformidad y se refiere a nuestra necesidad como empresa de cumplir con la legislación.

El término proviene del sector financiero, donde siempre deben estar muy atentos a los cambios frecuentes en la legistación, para evitar el incumplimiento normativo.

La figura de compliance se puede definir como la función encargada de establecer políticas de actuación adecuadas dentro de una empresa para prevenir, detectar y gestionar los riesgos de incumplimiento de cualquier tipo de normativa (leyes y estándares) evitando así sanciones y pérdidas financieras.


¿Qué es compliance y cómo se implementa?

Para implementar políticas de compliance necesitamos a un profesional que se dedique exclusivamente a ello, que podrá estar en plantilla o ser un asesor externo. A este profesional se le denomina Oficial de Cumplimiento y tendrá que elaborar una serie de protocolos y medidas de prevención.

Entre sus funciones se encuentran la elaboración de un mapa de riesgos, la creación de canales de denuncia, un código de sanciones y de reparación, etc. Por supuesto, este plan debe estar continuamente actualizado y tener en cuenta las novedades legislativas de forma inmediata.


¿Cómo hacer un modelo de prevención de delitos?

El primer paso para establecer políticas de compliance es tener un modelo de prevención de delitos. Lo más recomendable es contar con un documento físico que servirá de prueba en caso de que haya algún problema legal. No podemos olvidar que solo si se establece que tenemos políticas activas de prevención de delitos, dejaremos de ser responsables como empresa. En el mismo, deben establecerse los siguientes apartados.

  1. Definición y detección de los diferentes riesgos a los que se enfrenta la empresa por su actividad.
  2. Descripción en profundidad de dichos riesgos.
  3. Lista de los protocolos de actuación, políticas y recomendaciones para evitar la comisión de delitos en las áreas de riesgo.
  4. Documentación sobre la implementación del programa de prevención, así como los contratos que avalan la misma.
  5. Descripción de los flujos de información y procedimientos de comunicación para actualizar el conocimiento de los empleados.
  6. Actividades de formación para el personal, para que esté siempre actualizado y alerta.